Asturies Nº 10

Pues descargalu equi:  Asturies10

N’esti numberu:

  • Hora de pasar a la ofensiva
  • Quieren acabar con Xixón
  • L’exemplu de Capgemini
  • Conflicto en la Compañía Minera Asturleonesa
  • El futuro de Gijón
  • La cuestión femenina: género y precariedad en el mercado laboral
  • ¿El urbanismo del cambio? Concejales, policías y especuladores
  • Campaña #HosteleriaDigna en Asturias
Posted in Descargas | Comentarios desactivados en Asturies Nº 10

Capgemini en lucha

El 3 de Febrero a las 18h manifestación en la Felguera y el 7 a las 9:30 concentración en los juzgados de Mieres.

Capgemini es con casi 1000 obreros la empresa más grande de la cuenca minera, pero esconde tras sus muros la precariedad.
En alguno de sus proyectos más del 40% de sus trabajadores se encuentra contratado a través de consultoras con unas condiciones lamentables. Absoluta temporalidad, sueldos de 12.000€ brutos trabajando a turnos y fines de semana, vacaciones prorrateadas para ajustarse a los turnos. Aparte de las nefastas condiciones, solo las ETTs pueden ceder mano de obra con lo que al contratar a través de consultoras se produce una cesión ilegal de trabajadores que afecta a más de 300 trabajadores que para más inri no tienen representación sindical.
Una decena de trabajadores hartos de estas condiciones se han organizado en la CNT y han denunciado las irregularidades en el centro de trabajo de Valnalón, la respuesta de la empresa ha sido despedir a cuatro trabajadores. El mensaje es claro, estas son las condiciones que hay y el que se mueva a la calle.
Desde la CNT hacemos un llamamiento a todo el pueblo de las cuencas mineras a solidarizarse con la lucha de estos trabajadores. No podemos tolerar que el poco empleo que se crea tras la desindustrialización de las cuencas sea en unas condiciones que no permiten vivir dignamente. Son muchos años luchando, mucho el esfuerzo y muchas las vidas que se entregaron para que ahora tengamos que trabajar en condiciones laborales decimonónicas.
A IGUAL TRABAJO IGUALES DERECHOS

Posted in Lluches, Trabayu | Comentarios desactivados en Capgemini en lucha

Puta vida

Fai un fríu de la hostia y mientres vas a trabayar atopeste con una noticia nel periódicu: por fin un alcuerdu sobro’l salariu mínimu interprofesional. Col laude del gobiernu, la patronal, UXT y CCOO el SMI va aumentar un 4% en 2018. ¡Un 4%! ¡Qué arrogancia! Los 707,6 euros mensuales actuales van convertirse en 735,9 -en 14 pagues-. Y si la economía sigue creciendo, xenérense empleos a porrón y si los astros se allínien, pa 2020 vamos llegar a 820 euros. Tán toos as encantaos/as, eufórico/as. La política de la negociación, de la bendita paz social. A nós cuéstanos un pocu más contaxianos d’esta allegría.
Vamos ser gafos, pero la entruga que mos vien a la tiesta ye si dalgunu/a de quienes encabecen esti pactu vive con esi sueldu. Si dalgunu/a d’ellos/as tien que pagase el so arriendu, suministros, comida, tresporte… con esa miseria mientres curra 40 hores per selmana. Y los datos de los beneficios empresariales medrando ensin parar.
Sentirmoslo, pero esti camín de bones pallabres nun mos convence. Cánsennos tantes promeses ensin fundamentu. Que-y vamos a facer, ponemos más esperances nes lluches que na pallabrería…

Posted in Editorial, Lluches, Trabayu | Comentarios desactivados en Puta vida

La elléctrica que más alluma ye la que arde

Tardó pero llegó l’iviernu. Otru añu más lleguen les oles de fríu ya quieran nomalu polar, siberianu, islandés o cabraliegu, y tol mundiu frotase les manes: los probes pa calentase, los dueños de les ellétriques pa forrase…
Estes empreses, que durante tol añu esmérense en envenenamos xoromitando mierda poles chimenees de les sos térmiques y faciendo d’Asturies una de les rexones d’Europa onde más pelligrosu resulta respirar -tres de les cinco empreses más contaminantes d’Asturies son EDP, Unión Fenosa e Iberdrola-, nun se corten a la hora d’aprovechase de les oles de fríu pa subir les factures de la lluz y sacar unos milloninos de más, al tiempu que ensín dengún escrúpulu corten el suministru en milenta llares, ensin importayos lo que pase cola xente que los habita. Tolos iviernos hay muertos a causa de estos cortes, ya seya pol fríu o por incendios provocaos al buscar calentase. Demientres, nos periódicos, nos tellediarios, etc ofrecenmos “trucos” pa nun pasar fríu ensín calefacción, como aisllar les ventanes con cinta aisllante (verídicu) conseyu col que nos delleitaba La Nueva España.
Y nos? Nos dedicámonos a pagar y callar o como muncho a indignanos poles redes asociales, compartiendo noticies milenta veces compartíes, desfogando la rabia, o, nel casu de los más radicales e incontrollaos, faciendo chistes o memes.
Siguimos viéndomos indefensos ante’l capitalismu y llimitamonos a llorar u patalear dellantre d’una pantalla, y lo que ye peor, siguimos viendo los cortes de suministru ellétricu como problemes individuales, inclusu cuando mos toca a nos mesmos, cuando ye una espresiónás de la llucha de clases, ye la cnsecuencia d’un sistema que tresformamos en mercancíes que usar pal so beneficiu, mercancíes que
cuando ya nun faen falta tírense.
Esti ye otru problema más que tenemos los que nun tenemos ná, y debemos asumilu como un problema colleutivu, d’una clase escontra otra. De los ricos escontra los trabayadores.
Nun val ya más lloriqueu, hay que elexir, resignamos y desfogar como podamos demientres morremos de fríu y respiramos venenu, o organizamos pa dai calor a esti iviernu fríu nel que ta conviertiendoseles nueses vides, señalando a eses empreses, yendo a reclamayos lo que ye nueso y faciendo de cada corte de suministru o de cualquier tipu de abusu, un conflictu colleutivu,y de cada conflictu colleutivu un problema d’orden públicu.

Vamos a callentar l’iviernu
Vamos a allumar la oscuridá

Posted in Enerxia, Lluches | Comentarios desactivados en La elléctrica que más alluma ye la que arde

Conciertu pola autoxestión

¡Apoya la prensa revolucionaria!

Posted in Cultura | Comentarios desactivados en Conciertu pola autoxestión

El percutor

Posted in Humor | Comentarios desactivados en El percutor

XXII Semana del Aula Popular JL García Rúa

MUJER Y LUCHA

Miércoles 24 Enero.
Pilar Sampedro Díaz, psicóloga del Centro de terapia sexual y mediación familiar de Gijón, «Las relaciones capitalistas: cuando nada es común. Tesis de Calibán y la bruja, de Silvia Federici».
· Jueves 25 Enero.
Inés Campillo Poza, investigadora feminista sobre trabajo, género y políticas de bienestar, profesora de Sociología en la Universidad de Comillas y en Suffolk University de Madrid, «¿La bolsa o la vida? La vulnerabilidad humana y la política de los cuidados».
· Viernes 26 Enero.
Conferencia a dúo: Esperanza Negueroles, «Las olvidadas de la República» y María Luisa San José, «Mujer y sindicalismo en la transición».
· Lunes 29 Enero. Paula Quinteiro, «Retos del feminismo para el momento actual».
· Martes 30 Enero. Rosario Hernández Catalán, filóloga, escritora, activista, investigadora, «Reservas de lo común ante la enésima acumulación capitalista: diagnósticos y acciones para la esperanza».
· Miércoles 31 Enero. «“¡Ay, Federico García!”. Poemas y canciones de FG Lorca», música y canciones Iván San Segundo, narración y poemas Boni Ortiz.
· Jueves 1 Febrero. Teatro Jovellanos. «Muyeres al altu la lleva». Precio: 15,00 euros

* Pauline en la Playa
* Fee Reega y Banda
* Buen Suceso
* Cristina Montull Trío

Posted in Cultura, Muyer | Comentarios desactivados en XXII Semana del Aula Popular JL García Rúa

FUCOMI

Algunos de los alumnos de la Escuela Taller Santa Bárbara de Fucomi queremos hacer llegar a todo el público nuestra preocupación por la mala gestión que al menos nosotros hemos sufrido este año, tanto por parte de Fucomi como del Principado.
Como la mayoría sabréis, este tipo de cursos son subvencionados y al principio, cuando estás en la etapa formativa, te proporcionan una “beca para transporte”, ¿y por qué lo ponemos entre comillas? Porque nosotros recibimos esta beca al finalizar la etapa formativa, cosa que vemos sin sentido.
Esta beca debería darse a principios del curso, ya que hay personas que no pueden desplazarse hasta el centro de trabajo por falta de dinero, y entendemos que la beca es para esto precisamente.
A esto se le añade la mala (o malísima) gestión y organización de la empresa, la cual ha hecho que, durante la etapa en la que ya estábamos trabajando hayamos estado en varias ocasiones hasta cerca de un mes sin cobrar, como en este momento, y faltos de material.
Por último, aunque nos quedan muchas cosas en el tintero, por poneros un par de ejemplos de cómo funcionaron las cosas durante todo el año, cada vez que preguntábamos porqué no habíamos cobrado tan sólo recibíamos evasivas, mentiras, e incluso, malas contestaciones. Las encuestas no eran anónimas ya que al acabar de escribirla y entregarla la persona encargada de ellas las leía y se enfadaba por las quejas que exponíamos en ellas.
El trato a los trabajadores ha sido peor que pésimo.
Damos gracias a que nuestro monitor ha puesto el alma junto a nosotros para conseguir sacarlo todo adelante.

Posted in Educación, Lluches, Trabayu | Comentarios desactivados en FUCOMI

Charramos con Aquelarre, espaciu feminista radical

P-¿Cómo y d’onde surde Acción Aquelarre y qu’oxetivos tien?
R-Acción Aquelarre surdió por un grupu de muyeres de la cuenca que reparamos que nesta zona les asociaciones feministes llevaben unes llínees burgueses y lliberales y vimonos na obligación de crear un espaciu femisnista radical. El nuesu oxetivu ye dar visibilidá a toles formes de machismu dende un puntu de vista combativu, realizando acciones a pie de cai y defendiendo la autoorganización de les muyeres.

P-¿Qué entendeis por feminismu radical?
R-Pos como bien diz la pallabra, un feminismu que trata de dir al raigañu del problema intentando derrumbar un sistema d’opresión que ve a la muyer como simple mercancía, como nel casu de los vientres d’alquiler, la
prostitución, etc.
Nun queremos llindar la llucha namás a la ampliación de drechos y a la busca del castigu per parte de l’Estáu,
queremos lluchar polos drechos de la muyer reconstruyendo llazos colos demás sectores oprimíos y esplotaos de la clase trabayadora, ensin escaecenos nunca de denunciar cualquier tipu de terrorismu machista.

P-¿Que vos paez l’alderique que ta tan de moda sobro la prostitución y les muyeres que “escueyen llibremente” serprostitutes?
R-Somos abolicionistes. ¿Por qué falamos de si les muyeres tenemos drechu a prostituyinos cuando la cuestión ye si los homes tienen drechu o non a consumir prostitución? ¿Eso ye una sociedá igualitaria? Creyemos que nun se merca sexu, mércase sumisión. Como diz Sonia Sánchez, l’Estáu ye’l primer proxeneta, el primeru que viola los tos derechos. Creemos que les muyeres que defenden esti tipu de prostitución son víctimes del capitalismu.

P-Yá sabemos que sois abolicionistes de la prostitución y de los vientres d’alquiler. Amás de esto,¿creeis n’otru tipu d’abolición?
R-Sí. Creemos na abolición del xéneru ya que les normes de masculinidad y feminidad tal que les conocemos
producen violencia. Dende la infancia aprendemos roles nos quela diferenciación sexual ta marcada. El xéneru ye un constructo social, condiciónanos nel nuesu día a día y pelo tanto proponemos abolilo.

P-Respeutu al terrorismu machista, la mayoría de grupos feministes tienen un discursu que s’amenorga a pidir al Estáu un aumentu de les condenes y otres acciones punitives que castiguen pero nun previenen. ¿Qué planteamientu teneis al respeutu de esto?
R-¡¡Esto ye la guerra!! Vivimos nun Estáu represor, machista y patriarcal, día a día el sistema xudicial demostralo, por eso la única solución ye la autodefensa. Nun podemos dexar que sía la victima la que sía cuestionada.
Considérase más importante’l terrorismu islamista qu’en 2017 nel Estáu español cobróse la vida y 16 persones, que’l machista que llegó a 98 muyeres al cual l’Estáu nun ye pon nin nome, llegando inclusu a amenorgar les cifres quitar importancia a esta lacra.
El machismu nun se discute: ¡¡Fráyase!!

¿Qu’actividaes fixistis hasta agora y que teneis pensáu al curtiu plazu?
Entamamos participando nuna concentración de sofitu a Juana Rivas, na que fuimos cuestionaes dende grupos de feminismu burgués por llevar la protesta un pasu más allá.
El pasáu 16 d’avientu fiximos unes xornaes feministes en Xixón de les que salimos bien satisfeches.
El próximu 20 de xineru va realizase un pasucais en La Felguera pa dar entamu a reivindicaciones mensuales
contra’l terrorismu machista per distintes zones de la Cuenca del Nalón.
Tenemos pensaes más actividaes o xornaes con distintos colectivos y centros sociales, amás d’empezar a axuntanos con otres muyeres pa crear llazos de sororidad y tratar de comentar y analizar la violencies a les que somos sometíes tolos díes pol fechu de ser muyeres.

Posted in Lluches, Muyer | Comentarios desactivados en Charramos con Aquelarre, espaciu feminista radical

El consumo que nos consume

Sea Navidad o Verano, el mercado nos quiere sumisos, aislados y pasando por caja.

En el siglo XIX, los anarquistas construyeron un discurso sólido y combativo frente a la religión, el arma que todavía se usaba para distraer y someter a los trabajadores. Hoy, al menos en Europa, la iglesia sólo se pisa en bodas, bautizos y comuniones; y los crucifijos van desapareciendo de casi todas las paredes. Pero creer que somos libres sería tan absurdo como entonces: seguimos sin ser dueños de nuestras vidas. Cómo nos vestimos, cómo nos divertimos, hasta nuestros sueños y aspiraciones, todo ha sido trazado en algún oscuro despacho como parte de un estudio de mercado, pero también, de un sutil control social. Le pese a quien le pese (más a ti y a mí) todavía vivimos en una sociedad de clases, bajo el yugo de un sistema capitalista que aún nos exprime día a día.

La opinión pública no existe, es la opinión privada de ese 1 % que acapara casi toda la riqueza del planeta, esa burguesía que moldea lo que pensamos con sus mass media, su publicidad y sus libros de texto.
Por la televisión verás tanto al emprendedor al que todos debemos imitar, como al antisistema al que hay que denunciar a la policía. Son ángeles y demonios, relatos de lo que está bien y lo que está mal, un discurso que no es nuestro, sino metido a calzador por aquellos que nos condenan a una vida de miseria. Ni siquiera lo vemos como un discurso, creemos que es algo neutro y normal, como si no hubiera nadie detrás moviendo los hilos y toda esa información (o desinformación) con la que nos bombardean a diario cayera del cielo, como si no hubiera intereses en juego y una inversión de miles de millones de euros, dólares y yuanes. Así, las reglas sociales se camuflan como simples modas, y la palabra capitalismo queda desterrada de toda conversación: nos dicen que vivimos en un algo abstracto que siempre ha existido y existirá, lo normal y natural, no en un sistema concreto que se ha impuesto a sangre y fuego ante el que hay otros mundos posibles. Una soberana tontería que hemos aceptado como un dogma de fe.
Vale, ya no tenemos al cura maldiciéndonos desde su púlpito por no haber ido a misa, pero te señalarán igual por no ver ese partido de fútbol. Tranquilo, ya nadie te quemará en la hoguera; en la sociedad del espectáculo bastará con ser ignorado con una mueca o un tick de leído, con ser convertido en el loser de la jerga neoliberal, un paria invisible ante las luces de neón de los que triunfan. Ahora estamos en crisis, y la necesidad apremia, pero aún podemos acordarnos de aquellos años locos antes de 2008. Con su publicidad y sus hipotecas, el sistema proyectó una falsa ilusión de progreso, que llevó a tantos trabajadores a comprar un coche más caro y tener unas vacaciones más rocambolescas y exóticas. El que no pasara por aquel aro era un pringao, pero 10 años después, ahora que al capitalismo se le ha caído la máscara y no concede créditos, la hormiga vuelve a guiñarle el ojo a la cigarra. De todas formas, no se trató de aquello que decían los políticos de que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades, otra mentira para hacer cargar el muerto a los de siempre, a los que trabajan, nunca a los que especulan. Fueron los bancos los que vivieron por encima de sus posibilidades, y de las de la burbuja de capital y farlopa en la que estaban sumidos. Entre tanto, no es ninguna sorpresa ver las terrazas y los centros comerciales llenos. Cuanto más miserable sea nuestra existencia, más vistoso será el paraíso que nos quieran vender.
Puede que ya no tengamos a ese cura gritón, pero no olvidemos que, como los condones, el mejor control es el que no se nota. Y el mayor esclavo, el que se cree dueño de sus actos, aquel que confunde la libertad con elegir entre diez marcas de la misma mierda envasada, la felicidad con el consumismo, y el calor humano con un mensaje de Facebook. El sermón del cura ya no es un aburrido discurso en latín, sino una pegadiza canción de radiofórmula que nos da justo lo que queremos oír. Y que, al contrario que ese viejo sermón, se oye en todas partes. Es un runrún que te persigue allá donde vayas, con mil pantallas de todas las pulgadas posibles. La iglesia era un lugar concreto, pero las redes Wi-Fi son omnipresentes, son el nuevo Dios al que suplicar cuando no nos carga la basura que vemos a todas horas. Pero no rezamos todos en el mismo templo: cada cual vive su engaño y su opresión en su propio móvil, alejado del resto. El capitalismo nos ha arrebatado nuestra conciencia de clase y nuestro sentimiento de comunidad, lanzándonos a un vacío en el que, rodeados de gente, siempre estamos solos.
Y si las mentes no son libres, tampoco los cuerpos. El feminismo tiene mucho que decir sobre esto. En la vieja sociedad del luto y la mantilla, el cuerpo de la mujer era una reliquia sagrada, sometida a un férreo control, que sólo debía usarse para procrear. Hoy el cuerpo femenino es más un producto que vemos expuesto en cada escaparate, como parte de ese capitalismo que hace negocios con todo. Pasar de la castidad a la hipersexualización no es ninguna victoria. La Virgen y Katy Perry son símbolos del mismo patriarcado que se va actualizando. No hablamos de echar de menos las pesadas cadenas de antaño, sino de fijarnos en esas bridas tan modernas con las que nos están deteniendo ahora mismo.
Cuando la vida era un valle de lágrimas y la gente temerosa de Dios, el miedo constituía la emoción perfecta para controlar a las masas. Pero décadas de estudios psicológicos aplicados al márketing han revelado lo efectivo que es el deseo. Ya no se nos promete el cielo en la otra vida, sino que mil camellos y agencias de publicidad nos ofrecen un paraíso instantáneo, un placer que tan rápido viene como se va, y que a su paso sólo deja deudas hipotecarias y la ansiedad del mono. Vivimos (¿vivimos?) atrapados en un presente que nos impide ver las victorias de los que se rebelaron y lucharon ayer, y el desastre ecológico que mañana nos explotará en la cara. Lo queremos todo en un click instantáneo, y así obligamos a cientos de repartidores a correr de aquí para allá, para satisfacer deseos que habrán caducado antes de abrir ese paquete, pero que enseguida serán sustituidos por otra cosa, en una espiral de consumo que no acaba nunca. El capitalismo te crea falsas necesidades, y tú sigues riéndote de ese pobre diablo que fuma en base en una esquina.
Mientras tanto la porra y el calabozo siguen esperando a los que escapen del paraíso artificial del consumismo. Y cada vez serán más. Ni el escaparate más brillante podrá distraer a un pueblo furioso de justicia y libertad: se romperán sus cristales, como ya vemos en Atenas o en París. Pero, igual que hicieron aquellos anarquistas con la religión, necesitamos saber a qué nos enfrentamos, desmontar los mitos de los que nos quieren drogados, frente a una pantalla o cargados de bolsas de plástico. Combatir al capitalismo aquí y ahora. Que el fin de los disturbios no sea saquear los escaparates, sino destruirlos, crear una sociedad en la que no seamos tratados como mercancías, y no haya ningún cristal que impida repartir la riqueza entre todos. Pero eso es otra historia, y quizá, otro Asturies.

Posted in Política | Comentarios desactivados en El consumo que nos consume