Se felíz

¡¡Trabaja!! ¡¡Consume!!
Si no puedes porque no te necesitamos siéntete mal. Eres un objeto y los objetos están para usarse, si no puedes ser usado, eres un objeto inservible. Fustígate por ello.
Los “problemas personales” déjalos en casa. Son cosa tuya, no derivan de una forma de vida planificada para la producción y el consumo de mercancías.
Además tú eres otra mercancía y las mercancías no deberían tener preocupaciones. Regocíjate por ello.
Siéntete realizado  siendo esa  mercancía despreocupada, rentable y productiva.
Sé alguien en la vida.

¿Que para eso necesitas una vida?
No te preocupes, nosotros te la empaquetamos. Escoge el pack que más se adapte a ti y que verás desde niño en nuestras entretenidísimas producciones audiovisuales.
¿Te agota el trabajo?
Tranquilo. No todo va a ser producir: Sal a la calle y consume por el bien de la economía.

¿Quieres relacionarte? ¿Olvidarte de tu vida durante unas horas?
Sal de fiesta, consume alcohol y drogas por el bien de la economía.
La fiesta te hace libre, no seas tonto: ¡sé libre!
Si quieres sentirte más libre aún, desahoga tu frustración partiéndole la cara a otra mercancía humana que sale a sentirse libre.
Mañana será todo igual, seguirás siendo una mercancía, pero una mercancía desahogada y rentable que se sintió libre.

¿Quieres sentirte parte de algo? ¿Creer que no vives aislado en el individualismo?
Hazte hipster, punk, skin, emo, friki, monta una peña sportinguista o un club de fans de Justin Bieber.
Tienes miles de opciones para ser parte de algo, sentirte tú mismo e incluso ser distinto a “las masas aborregadas”.

Disfruta de tu vida de mercancía con nuestros sucedáneos. Sucedáneos de vida. Sucedáneos de relaciones. Sucedáneos de amor. Sucedáneos de realización personal. Sucedáneos de diversión. Sucedáneos de libertad. Sucedáneos de sentimientos.

Si todo esto no te gusta, si crees que la vida debe ser real y no un sucedáneo, también disponemos de sucedáneos de rebelión para los más extremistas y cabreados.
Con eso desahogarás tu necesidad de escapar de este sistema o de reventarlo.
No debes juntarte con otras mercancías para poner en común vuestros problemas para sobrevivir en este mundo, pues son problemas personales como ya te explicamos antes.
Pensar que parten de un sistema sólo es propaganda que lanzan antisistemas frustrados y sin futuro que no pueden pagarse un psicólogo.
Si pasas apuros económicos es porque eres una mercancía defectuosa.
No te rebeles, pues eso sólo trae sufrimiento y deriva en conflictos fracticidas entre mercancías hermanas. Que no vuelva a pasar.
Si aun así no te convence lo que te ofrecemos, siempre puedes acabar con tu vida de mercancía.
A nosotrxs nos da igual, tenenos muchxs más como tú.
Sed felices, sucedáneos de personas.
Fin del comunicado.

This entry was posted in Política, Trabayu. Bookmark the permalink.