La llei y la trampa

Detrás de la llei Corcuera vieno la llei mordaza pa garrate bien pol gañote, el mieu ye una forma de control perefeutiva y si amaguen con quitar una quea otra que ye paecia.

Multes, cárcele, pierdes el trabayu, inhabilitente pa trabayar pa opositar, pa lo que yos dea la gana, el casu ye que apiteles. Y van tantiando, apierta otru pocu y dempués otru pocu más y si nun españen apierta más que ye tonta nun apertar.  D’dalgunos clamen  porque hai corrución, pa esos tamién hai llei, pero amiginos equi el cantar ye otru, equi ta bien ser lasu, si acasu una fianzuca que como son ricos puen pagala. A los que se quexan porque cola llei na mano dexanlos ensin trabayu o echenlos de casa o nun tienen un res de terruñu pa poner un pocu güerta, a los que lluchen pola xusticia social a esos fierru, a los que expolien la riqueza, roben a manos enllenes , arruinen la tierra y yos tira to del pixu menos ellos mesmos a esos alfombra collorá. Marzu foi un mes cargáu de delles bones nueves nel campu (anti)represivu. El 6 de marzu, Mónica y Francisco, anarquistes chilenos cumpliendo una condena de 4 años y 6 meses -dempués de que’l Tribunal Supremu amenorgara notablemente la so pena inicial de 12 años-, salioren de Villabona y foron espulsaos/as del territoriu nacional, sustituyéndose asina l’añu que-yos faltaba por cumplir de privación de llibertá pola espulsión. El día 7 llegaron a Chile y foron puestos en llibertá. Yá tán en casa colos sos familiares y amigos.


Al otru día, el 8 de marzu, mientres tabemos nas movilizaciones históricamente masives del Día de la Muyer Trabayaora, yeren puestos en llibertá Topi y Nahuel. Topi ingresara en prisión preventiva un mes y mediu antes, acusáu de frallar a una facista murciana conocia como ‘La Intocable’, que cunta con un llargu historial de palices so’l llumbu.
El 16 de marzu ‘La Intocable’ fo detenida, imputá por dai una tunda a unes persones por motivos ideolóxicos, porque “teníen aspeutu de ser d’esquierdes”. A pesar de que los cargos son los mesmos a los que s’enfrenta Topi, namá tuvo en comisaría dos hores antes de ser puesta en llibertá. Saquen les sos conclusiones.
Nahuel, pela so parte, cumplió esactamente 488 díes de prisión preventiva, imputáu por delitos de terrorismu ensin una sola prueba de cargu. Tres una llarga campaña pola so llibertá, por fin ta en casa y puede centrase en lluchar pola so absolución.
Ta claro, les fronteres y les muries son pa los probes porque’l que fizo la llei fizo la trampa. A lo postrero l’estau y el capital son un conglomerau indisoluble. Y partiendo d’esti axioma ye hora d’espurrir la goma hasta que yos españe nes ñarices, que nun tenemos casa a garralo, que nun hai comía a expropialo, que nun tenemos tierra a ocupalo, que mos echen del trabayu a socializar el conflictu y que sía un problema pa tos, que prohiben pos a desobedecer, que mos meten p’alantre a apoyanos y a aprovechar pa formarse. Y asi hasta’l infinitu, nun pue ser que temos cagaos pola pata, otros que dieron muncho más que nos tan nas cunetes recordándonos que tenemos una revolución por facer. Animu y alantre a la cai a mostrase a cuerpu que yá ye hora.

This entry was posted in Política, Represión. Bookmark the permalink.