Huyen los trileros

Van llegando buenas noticias de las luchas que está protagonizando la hostelería gijonesa. En las últimas semanas ha finalizado el conflicto que la CNT mantenía con las cervecerías Lautrec/Transporte por los abusos laborales de la empresa contra una trabajadora. Si bien la resolución no ha sido la esperada, finalmente los empresarios han tenido que reconocer la relación laboral, categoría y jornada realizada.


Mucho más satisfactoria ha sido la resolución del conflicto de la Cafetería del Grupo Covadonga. Tras meses de lucha por un despido arbitrario por parte de la nueva concesionaria, CSI ha logrado la readmisión del total de la plantilla. ¡Un notición en toda regla!
Finalmente, hay que destacar la desbandada que está produciendo en las últimas semanas por parte de algunos trileros y esclavistas gijoneses que tienen como campo de actuación la hostelería. Varios negocios como La Parrilla Pollos Planes (situada en el Molinón) o El Paseo (situado en Begoña), han decidido echar el cierre ante la perspectiva de un conflicto con CNT (y por una mala gestión del negocio, que todo hay que decirlo de los emprendedores). Por su parte, el dueño de la Cervecería El Convento prefiere traspasar el negocio y dedicarse a otra cosa, antes que seguir soportando la presión sindical.
No son los primeros, hace un año y medio Tommy Mels hubo de correr la misma suerte por el trato esclavista y vejatorio a sus trabajadoras.
Así que ya sabemos cual es el camino

¿Quién será el siguiente?

This entry was posted in Lluches, Trabayu. Bookmark the permalink.